Suscríbete directamente al feed del blog

Cuando no puedes demostrar que no eres una máquina

Hoy en día toparse en una página web con un captcha es algo habitual (para dejar comentarios aquí en el blog, sin ir más lejos). El problema viene cuando no puedes demostrar que sí eres un humano y no una máquina, por lo difícil que es "descifrar" lo que hay en el captcha. Los que veréis a continuación son sólo una pequeña muestra de esos malditos objetos:


Aprovecho para decir que en su día desactivé el captcha que tiene Blogger para dejar comentarios -que a veces también se las trae...-, pero el spam durante el tiempo en que estuvo deshabilitado me obligó a volver a activarlo. Molestan, pero son necesarios.

(Vía John M Willis ESM Blog) Tags:

3 comentarios:

Arrakis dijo...

caray, hay unos que son totalmente indescifrables.

Andrés dijo...

Lo que no entiendo, es que he visto blogs de Blogger que no lo tenían activado, a mi me resulta bastante molesto tener que meter un código, más que nada porque muchas veces no se ven bien.

Pero los de estos ejemplos, rizan el rizo.

Turi dijo...

Pues sí que es molesto Andrés, pero ya comento en la entrada que cuando lo desactivé sí es verdad que se colaba spam en los comentarios.

Saludos.

Carrusel de spots