Suscríbete directamente al feed del blog

Aunque parezca mentira es verdad (XXIV)

Un niño de 13 años utiliza la tarjeta de crédito de su padre para alquilar una habitación de hotel y meter en ella todos los gadgets que iba comprando. Para aprovecharla todavía más, el chavalín organizó un torneo de Halo al que invitó a varios de sus amigos, pero como les faltaban dos jugadores para poder echar una partida en condiciones decidieron salir a la calle y contratar los servicios de dos prostitutas de mil dólares la hora a las que engañaron diciéndoles que eran enanos de un circo que estaba en la ciudad. Un repartidor que les llevó un pedido a la habitación fue el que finalmente denunció la situación a la policía. Resultado: el chaval tendrá que cumpplir 3 años de servicio comunitario.

Un diputado alemán ha propuesto hacer pruebas de ADN a los excrementos caninos que ensucian la vía pública para identificar a los perros autores y así poder multar a sus propietarios.

A Linda Taylor se la podría considerar la reina dde los divorcios: a sus 63 años se ha casado ya 23 veces.

Encuentra un teléfono móvil dentro de una bolsa de patatas fritas.

Tags:

3 comentarios:

Serge! dijo...

juas! que bueno lo del niño de 13 años!! jajajajajajaja

Jenny dijo...

Que me he tenido que reír con la noticia del niño de 13 años. Ya se que es triste la situación pero menuda gracia me ha hecho cuando les dijeron a las prostitutas que eran enanos de un circo.

Andrés dijo...

Pues yo al niño ese me lo como con patatas, porque al padre seguro que le han hecho un faenón.

Carrusel de spots