Suscríbete directamente al feed del blog

Dos vídeos

¿Qué cara se le puede quedar a uno cuando desea con todas sus fuerzas lanzarse sobre algo que tiene a escasos centímetros de distancia y hay alguien que se lo impide? Veamos cuál es la cara que se le queda ante dicha situación a este perro...


Diría que juega a los bolos ocasionalmente, muy ocasionalmente...


Tags:

1 comentarios:

Andrés dijo...

Ay, pobrecillo el perro, qué mirada pone... si parecen lentillas. Me da risa, pero a la vez penica que le hagan sufrir, jeje.

Carrusel de spots