Suscríbete directamente al feed del blog

La vida es para compartir

Los viajeros que pasaban el pasado 15 de enero por la estación de Liverpool Street se vieron sorprendidos por una original acción de Saatchi & Saatchi Londres para T-Mobile. Cuando el reloj marcaba las once de la mañana y sin previo aviso, 400 bailarines que hasta entonces estaban perfectamente camuflados entre los pasajeros comenzaron a ejecutar una espectacular coreografía al ritmo de ocho canciones distintas. Diez cámaras ocultas grabaron el evento y las reacciones del público, para después utilizar las imágenes en un spot de televisión que comenzó a emitirse al día siguiente en la televisión británica. Tanto el vídeo como el making-off han conseguido millones de visitas en YouTube, donde se ha creado un canal para que los usuarios suban sus propias coreografías. La acción forma parte de la nueva campaña de T-Mobile, cuyo eslogan es Life’s for sharing (La vida es para compartir). La coreografía dura menos tres minutos y utiliza ocho éxitos de distintas épocas.


Gracias a Susana por el envío.

Tags:

1 comentarios:

Andrés dijo...

Jaja, lo mejor es que los bailarines se van incorporando, y da la apriencia de que la gente se está contagiando del baile.

Muy curiosa la campaña.

Carrusel de spots