Suscríbete directamente al feed del blog

Aunque parezca mentira es verdad (XLII)

Le niegan el acceso a un centro de trabajo por vestir de Jedi, pero luego le piden disculpas, ya que pertenece a la iglesia oficial del "Jediismo".

Los controladores aéreos del aeropuerto John Fitzgerald Kennedy de Nueva York dejaron a un niño guiar por radio el despegue de cinco aviones.

Una supervisora de la zona azul de la localidad de San Adrià de Besòs fue despedida por multar poco.

Tags:

2 comentarios:

Andrés dijo...

Qué risa, o sea, que si quiere conservar el puesto de trabajo y cobrar, tiene que multar... muy revelador...

Jenny dijo...

Anda que dejar a un niño guiar por radio, desde luego, parece mentira.

Carrusel de spots